El curioso origen del croissant: ¿sabías que no es francés?

El origen del croissant (o cruasán) se remonta al año 1683, cuando las tropas del imperio Otomano invadieron Austria, más concretamente en lo que se denominó «La Batalla de Kahlenberg«.

El imperio Otomano avanzaba muy rápidamente por Europa, conquistando territorios en su lucha contra el Imperio Romano Germánico. Era el turno de Austria. La ciudad de Viena estaba rodeada por una muralla, así que los soldados otomanos pensaron en socavar el terreno, para conseguir una trinchera por debajo de dichas murallas y desembocar en el centro de la ciudad.

Estos soldados solamente trabajaban durante la noche, pues era el momento del día que podían pasar más desapercibidos, sin que nadie notase su ofensa, y coger por sorpresa a los vienenses.

Sin embargo, olvidaron que los panaderos trabajaban de noche para vender el producto durante el día. Entonces, fueron los panaderos quienes dieron la voz de alarma y avisaron a la ciudad de que las tropas turcas estaban invadiendo Viena. Así contrarrestaron el asedio y Austria fue salvada gracias a ellos. El emperador de Austria (Leopoldo I), les recompensó con honores y privilegios.

Los panaderos querían agradecer de alguna manera dicho gesto e inventaron un dulce llamado “croissant”, es decir, «media luna» y «Halbmond» en idioma alemán, como mejor mofa del emblema de los musulmanes turcos.

Desde entonces, el cruasán fue evolucionando por Europa y el mundo entero. Fuera de nuestro continente, se conocen como “medialuna” en Argentina; “Cachitos” en Perú, Ecuador y Venezuela, Chile, Uruguay y Paraguay; y “cangrejitos” o “cuernitos” en algunos países de Sudamérica.

De cualquier manera, nosotros los elaboramos a diario. De hecho, existen dos variedades: por un lado tenemos el croissant más tradicional, y por otro lado tenemos el croissant relleno de chocolate, para los más golosos.

¡Ven a visitarnos y elige tú mismo!

Cruasanes de chocolate de Bollería Helio
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.